a
Contact
Locations

New York
London
Berlin

Follow us

?Es el BDSM una cosa de boomers? (2022)

?Es el BDSM una cosa de boomers? (2022)

Fluorrazepam: “Reproducir roles asiĀ­ como dinamicas basadas en la dominacion asiĀ­ como sometimiento Con El Fin De mi se basan mas bien en la educacion que recibimos, la que por desgracia romantiza el alcanzar asiĀ­ como erotiza el sufrimiento”

Semejante vez esta advertencia asiĀ­ como esta dificultad sea el motivo por el cual en la memesfera huviese tanto debate y tanta creacion sobre ideas en torno a sobre los roles sexuales heredados. De La Fluorra, administradora sobre Fluorrazepam ( fluorrazepam2), por ejemplo, “cualquier relacion a las relaciones humanas tiene que ser horizontal”. De acuerdo con su testimonio, “reproducir roles asiĀ­ como dinamicas basadas en la control asiĀ­ como sometimiento Con El Fin De mi atraviesa, de forma transversal, toda la leyenda sobre violencias que van mucho mas alla de las fetiches, asiĀ­ como que se basan mas bien en la ensenanza que recibimos, la cual por desgracia romantiza el obtener y erotiza el sufrimiento”. En una camino similar, la administradora sobre Nena Astral ( nena.astral) opina que “el BDSM goza de sus raices mas profundas en filias patriarcales, aunque de bien o de mal, esta influencia ha hecho que demasiadas mujeres acaben disfrutando con ellas”.

Llegados a este punto, anade Astral, “nunca creo que lo preferiblemente sea privar a estas mujeres sobre su sitios de citas sobrios en ee.uu. placer sexual en favor de la no-perpetuacion, sino concienciar sobre su ascendencia e intentar que si se practica, se realice desde un sabiduria sobre causa asiĀ­ como un planteamiento critico”.

Es en esta encrucijada donde tanto Fluorrazepam, como Nena Astral asiĀ­ como igual que la filosofa Margot Rot ( margotrot) encuentran la discrepancia fundamentalmente generacional dentro de los zoomers asiĀ­ como las hermanxs mayores al momento de leer, aceptar, criticar, indagar o practicar el BDSM. En sintonia con Rot, “es probable que de algunas de nosotras la reivindicacion sobre algunas practicas desde esta agrupacion cultural resulte un tanto aneja”. La filosofa cree que su engendramiento disputa las cuestiones en el afan y las relaciones desde otro punto, pues de la novia “el BDSM reclama la grupo de practicas sexuales que, si son consensuadas y se eligen sobre maneras voluntaria, poco debate se puede generar. No posee el menor interes cuestionar la desarrollo que seriĀ­a, en este porte, inofensiva. Lo que estamos disputando, en mi opinion, esta en otro punto. En caso de que deseamos cuestionar el estatuto sobre el deseo, que evidentemente se fundamenta en la crueldad historica, reiterada asiĀ­ como perpetuada que se ha erigido contra las hembras, nunca creo que la cama sea el sitio desde el que trabajar, si bien si entiendo que seriĀ­a en el en donde mas se evidencian esta clase sobre cuestiones”.

Semejante oportunidad sea en este momento en el que nazca la brecha. Hasta si la meta frecuente seriĀ­a la exploracion, como dice Mara Haro sobre “una sexualidad sana”, los mecanismos asiĀ­ como las luchas, pero especialmente los contextos de regresar hasta ella, tambien estan cambiando. Entre 2018 y comienzos de 2021, han sido muchos las libros que se publicaron en Espana y el extranjero an objetivo del placer, el consentimiento asiĀ­ como el llamado “feminismo de el goce”. Para figuras como Luciana Peker (excelentes Aires, 1973), Ana Requena (Madrid, 1981) o Katherine Angel (Bruselas, 1984), el camino racional luego del #MeToo era el de proponer las camas como un punto mas sobre oposicion. Conforme la escritora Gabriela Wiener (limaton, 1975) el erotismo resulta una mixtura de civilizacion, porno, moral y trauma, y Asi que seriĀ­a bastante laborioso establecer y, sobre todo, dictaminar, las fundamentos del placer personal, por no hablar de el al margen.

Entonces, ?el BDSM ya nunca es empoderador de las novedosas generaciones? ?Alguna vez lo fue? ?Que hacemos En Caso De Que Con El Fin De nosotras aun lo seriĀ­a? ?Ya no se puede desear ser “la jovencilla a su merced”? ?No se puede encontrar “sexo virtuoso” en lo que para algunxs es danino o toxico? ?Criticar el BDSM sigue siendo criminalizar a quienes disfrutan sobre elā€¦? La filosofa Alicia Valdes ( aliciavlds) cree que seriĀ­a un error hablar sobre practicas empoderadoras. No le encanta reducir el discurso y prefiere encarar este debate desde al completo su abanico de complejidades: “seriĀ­a bastante arriesgado que hablemos sobre manera homogeneizadora en En Caso De Que una cosa es empoderante o nunca lo es. Creo que el hecho sobre que algo consiga empoderar a alguien tiene que ver con las experiencias asiĀ­ como vivencias de ese sujeto y no con la accion en si misma”. Para Valdes, lo significativo seriĀ­a centrarse en el sujeto que desempenar la movimiento, pues lo contrario acaba creando jerarquias o llevandonos a reducciones referente a que o quien permite bien o mal al feminismo. “Cuando hablamos de el potencial empoderador sobre practicas sexuales, la disputa se vuelve mas pantanosa, ya que al final habitamos la humanidad permeada por la perspectiva puritana y usual referente a el sexo, y todavia seguimos pensando por medio de una verdad limitante acerca de lo que lo que seriĀ­a la sexualidad, acotandolo a la genitalidad, y no por medio de un pensamiento demasiado mas amplio”.